¿Por qué Bitcoin es diferente?

Si eres nuevo en el espacio de Bitcoin, los últimos meses han sido una locura. Ha habido algunos subidas muy pronunciadas y caídas que paralizan el corazón, lo que hace que la montaña rusa de emociones no se controle fácilmente. La acción del precio es a la vez emocionante y, a veces, dolorosa, por lo que es fácil perder de vista en lo que se está invirtiendo. Todas las criptomonedas parecen estar funcionando juntas, entonces, ¿cuál es la diferencia? ¿Cómo se distingue una criptomoneda de otra? Y lo más importante, ¿cómo puede un inversor saber cuál será el valor a largo plazo de estas?

En este artículo, expondré lo que hace diferente a Bitcoin, cómo Bitcoin es un sistema que, a pesar de toda la clonación, aún no se ha conseguido replicar.

Innovación real

Para comprender realmente la propuesta de valor de Bitcoin, deberíamos ver un poco de historia. Es tentador pensar que la nueva ICO o altcoin es la que finalmente “mejorará” a Bitcoin y solucionará todos sus problemas y que Bitcoin quedará relegado al basurero de la historia debido a su falta de alguna “característica”. De hecho, casi todos los altcoin, ICO o hardfork piensan que están siendo innovadores de alguna manera fundamental. Lo que se han perdido es que la mayor innovación ya ha sucedido.

La escasez digital descentralizada es la verdadera innovación y Bitcoin fue el primero, y, como este artículo dejará claro, sigue siendo la única moneda de este tipo. Todas las otras innovaciones, como tiempos de confirmación más rápidos, cambio a prueba de lo que sea, Turing, algoritmo de firma diferente, diferente método de ordenamiento de transacción e incluso privacidad, son realmente pequeñas variaciones en la innovación gigante que es Bitcoin.

Es importante recordar aquí que las alternativas a Bitcoin se han propuesto desde 2011 y ninguna de ellas estuvo cerca de desplazar a Bitcoin en términos de precio, uso o seguridad. IxCoin fue un clon de Bitcoin creado en 2011 con recompensas de bloque más grandes y un pre-lanzamiento (una gran cantidad de criptomonedas enviadas al creador). Tenebrix era una altcoin creada en 2011 que intentó agregar resistencia GPU y nuevamente tuvo un gran pre-lanzamiento. Solidcoin fue otra altcoin creada en 2011 con tiempos de bloque más rápidos y otra vez, preminada. De los únicos que sobrevivieron (y no viven una existencia zombie) a partir de esa era temprana de altcoin, están Namecoin y Litecoin, que se distinguieron por NO tener un prejuicio.

Top 10 criptomonedas Mayo 2013 (CoinMarketCap)

Las ICO tampoco son nuevas. Mastercoin hizo un ICO en 2013 con, adivina, preminada, y recaudó más de 5.000 BTC en ese momento y tuvo que cambiar su marca a Omni porque el ecosistema que lo rodeaba era muy anémico. Factom hizo un ICO en 2015 y recaudó más de 2.000 BTC y tuvo que recaudar varias rondas de financiación adicional porque se quedaron sin dinero. En otras palabras, todos estos nuevos tokens “emocionantes” en general han sido muy deficientes y en realidad no proporcionaron mucha utilidad.

Altcoins e ICOs han probado muchas “características” diferentes y la mayoría no han sido útiles o adoptadas. Entonces, ¿qué? ¿Por qué Bitcoin parece tener un lugar especial en el ecosistema? ¿Por qué Bitcoin es diferente? Exploramos dos aspectos únicos que hacen que Bitcoin sea diferente a todo lo demás: el efecto de red y la descentralización.

El efecto de red

Debido a que Bitcoin tiene la red más grande y los beneficios del efecto de red, otras criptomonedas esencialmente están jugando un gigantesco juego de ponerse al día. Bitcoin es la semana de 7 días y cualquier otra altcoin es una ligera variación (¡Tengamos semanas de 4 días! ¡Hagamos el día de 18 horas! ¡Cambiemos el nombre de los días a algo diferente! ¡Vamos a variar las duraciones de las semanas de acuerdo con los caprichos de una autoridad central!) Huelga decir que este tipo de “innovaciones” son, en el mejor de los casos, menores y en general no se adoptan. Esto se debe a que el efecto de red de Bitcoin crece con el tiempo y las personas que utilizan la red se optimizan para alcanzar los estándares de la red, bloqueando a más y más personas.

A medida que la red crece, lo que vemos es que los beneficios sutiles e invisibles se acumulan para cada norma. Lo que en apariencia puede parecer ineficiente, en realidad tiene efectos de segundo y tercer orden que benefician a las personas que se ajustan a la norma. Por ejemplo, un automóvil no vuela ni circula por el agua porque el automóvil se ha optimizado para usarlo en tierra firme. La falta de características adicionales hace que el automóvil sea más útil ya que es más fácil de estacionar (más pequeño que un barco teórico / automóvil / avión híbrido), es más económico de mantener y obtener combustible, etc.

Además, estas normas han resistido la prueba del tiempo y han demostrado su capacidad de recuperación en formas que no son obvias. Por ejemplo, no le gustaría ser la primera persona en volar en un automóvil / avión híbrido, ya que no sabría cuán seguro es ese vehículo. Algo que ha existido ha demostrado su relativa seguridad. Bitcoin, en cierto sentido, tiene la recompensa para detectar errores más rica del mundo para revelar cualquier defecto de seguridad. Como resultado, Bitcoin ha demostrado su seguridad con lo único que realmente puede ponerla a prueba: el tiempo. Cada otra moneda es mucho más joven y por ello, ya ha demostrado ser menos segura.

De hecho, la naturaleza dudosa de muchas de estas “características” se vuelve obvia con el tiempo. Por ejemplo, la integridad de Turing de Ethereum hace que toda la plataforma sea más vulnerable (consulta los errores DAO y Parity). En contraste, el lenguaje de contrato inteligente de Bitcoin, Script, ¡ha evitado la integridad de Turing por esa misma razón! La respuesta habitual de la autoridad centralizada de la moneda es corregir tales vulnerabilidades con un comportamiento aún más autoritario (rescates, hard forks, etc.). En otras palabras, el efecto de la red y el tiempo se combinan con la centralización para hacer que las altcoins sean aún más frágiles.

Bitcoin tiene la red más grande y eso significa que Bitcoin crece en utilidad simplemente por tener la mayoría de los usuarios. Es mucho más fácil obtener accesorios para un teléfono popular que uno impopular, por ejemplo. El ecosistema alrededor de Bitcoin hace que conseguir y mantener Bitcoin sea mucho más fácil que la altcoin o ICO de la semana.

Descentralización

La otra propiedad principal de Bitcoin que no tiene otra criptomoneda es la descentralización. Por descentralizado, quiero decir que Bitcoin no tiene un solo punto de fallo o punto de estrangulación. Cada otra moneda tiene un fundador o una compañía que creó su moneda y, por ello, tienen una mayor influencia sobre la moneda. Un hard fork (un cambio incompatible con lo anterior) que es forzado para el usuario, por ejemplo, es una indicación de que la moneda está bastante centralizada.

Las criptomonedas centralizadas tienen la “ventaja” de poder cambiar las cosas rápidamente en respuesta a la demanda del mercado. La centralización es ciertamente algo bueno para las empresas, ya que a menudo intentan obtener beneficios proporcionando algún bien o servicio a sus clientes. Un negocio centralizado puede responder mejor a la demanda del mercado y cambiar lo que venden para obtener mejores ganancias.

Por dinero, sin embargo, la centralización es algo malo. Primero, una de las principales proposiciones de valor para una reserva de valor es ser algo que no cambia cualitativamente (también conocido como inmutabilidad). Una reserva de valor requiere que sus cualidades permanezcan iguales o que mejoren con el tiempo. Un cambio que socava sus cualidades (por ejemplo, la inflación de la oferta, la disminución de la aceptación, el cambio de la seguridad) cambia drásticamente la utilidad del dinero como una reserva de valor.

En segundo lugar, la centralización de la moneda tiene una tendencia a cambiar las reglas, a menudo a un efecto catastrófico. De hecho, la economía del siglo XX es la historia de los bancos centrales que degradan lentamente la utilidad del almacenamiento de valor del dinero fiat (euros, dólares, etc). La moneda fiduciaria promedio tiene una vida útil de 27 años por este motivo, a pesar del respaldo de entidades poderosas como los gobiernos y el uso casi universal en todo un país como medio de intercambio. Las “características”, la capacidad de reaccionar rápidamente y el uso, simplemente no importan tanto a la supervivencia de una moneda como la escasez y la inmutabilidad.

Cada criptomoneda e ICO distintos de Bitcoin están centralizados. Para una ICO, esto es obvio. La entidad que emite el ICO y crea el token es la parte centralizada. Emitieron la criptomoneda y por lo tanto pueden cambiar el uso del token, alterar los incentivos de la moneda o emitir tokens adicionales. También pueden negarse a aceptar ciertos tokens por su bien o servicio.

Las altcoins tienen el mismo problema, aunque no de una manera tan obvia. Por lo general, el creador es el dictador de facto de la moneda y puede hacer las mismas cosas que un gobierno. Los creadores suelen decidir sobre los impuestos (impuestos de desarrollo, impuestos sobre el almacenamiento, etc.), la inflación, los ganadores y perdedores (DAO, cambio de prueba de X, etc.). Como titular de una altcoin, debe confiar no solo en el líder actual, sino en todos los líderes futuros de la criptomoneda para no confiscar, eliminar impuestos o inflar sus monedas. En otras palabras, altcoins e ICOs no son cualitativamente diferentes del dinero fiat. ¡En altcoin e ICO-land, no eres soberano sobre tus propias monedas!

Esto es particularmente agudo en el mayor “competidor” de Bitcoin: Ethereum. Por cualquier medida, Ethereum está controlado de forma central. Ethereum ha tenido al menos 5 hard forks donde los usuarios se vieron obligados a actualizarse. Ha sufrido ya un rescate por la mala toma de decisiones con el DAO. Ahora incluso están hablando de un nuevo impuesto de almacenamiento. El control centralizado se mostró pronto en su preminado tan grande.

Bitcoin es diferente. Una de las mejores cosas que Satoshi hizo fue desaparecer. En los primeros días de Bitcoin, Satoshi controlaba mucho de lo que se desarrollaba. Al desaparecer, ahora tenemos una situación en la que las partes que no se gustan entre sí (usuarios de varias afiliaciones) tienen algo que decir sobre cómo se ejecuta la red. Cada actualización es voluntaria (es decir, soft forks) y no obliga a nadie a hacer nada para mantener su Bitcoin. En otras palabras, no hay un solo punto de fallo. Bitcoin tiene un sistema en el que incluso si un grupo entero de desarrolladores recibe un golpe de un autobús, existen múltiples implementaciones de código abierto que pueden seguir ofreciendo opciones a cada usuario. En Bitcoin, eres soberano sobre tus propios bitcoins.

Esto es algo muy bueno ya que no existe una autoridad central que pueda disminuir la utilidad de sus monedas. Eso significa que Bitcoin es realmente escaso (en lugar de escasez teórica o temporal), no cambiará cualitativamente sin el consentimiento de todos y es, por lo tanto, una buena reserva de valor.

Conclusión

Puede que en este punto te estés planteando: ¡pero hay tantas altcoins y se están empezando a comer la capitalización de Bitcoin! Primero, la capitalización de mercado es una medida muy manipulada. En segundo lugar, los mercados por naturaleza tienen mucho ruido y solo se suavizan durante un largo período de tiempo.

Debido al efecto de red y la descentralización, Bitcoin es diferente de todos los pretendientes al trono. Eso no quiere decir que no haya nada que pueda desplazar a Bitcoin. Tal declaración sería demasiado amplia y optimista de las posibilidades de Bitcoin.

Pero lo que queda claro al estudiar la historia del mercado de criptomonedas es que Bitcoin tiene una ventaja que no se abandonará muy fácilmente. Una nueva “característica” a expensas del efecto de red y la descentralización simplemente no es una muy buena solución de compromiso.

¿Qué se necesitaría para desplazar a Bitcoin? Lo más probable es que sea una innovación al menos tan grande como Bitcoin en sí misma o un error que hace que Bitcoin parezca inseguro. Ajustar algunas variables no será suficiente para que otra moneda se ponga al día. Incluso agregar una característica grande (por ejemplo, privacidad) probablemente no sea suficiente, ya que el efecto de red ya ha creado un ecosistema específico para Bitcoin.

La descentralización tampoco se logra fácilmente, y las altcoins no han descubierto cómo guiar sus criptomonedas en esa dirección. ¡Incluso la idea de guiar una criptomoneda en una dirección sugiere una criptomoneda centralizada! Es difícil imaginar a los creadores de criptomonedas valiosas que desean descentralizarse ya que están incentivados emocional, económica y socialmente para mantener el poder sobre sus creaciones.

Bitcoin es diferente porque a diferencia de altcoins, Bitcoin creó una nueva categoría y tiene el efecto de red como resultado. Bitcoin seguirá siendo diferente porque, a diferencia de las criptomonedas centralizadas, es impulsado por el mercado, inmutable e inasequible. Éstas son las propiedades de una gran reserva de valor y esto le da a Bitcoin una utilidad que ningún otro token tiene.

Como inversores optimistas, es tentador creer que hemos encontrado una altcoin o ICO que mejorará Bitcoin y nos convertirá en los primeros en adoptar la revolución. Desafortunadamente, las ilusiones no cambiarán propiedades tan fundamentales como el efecto de red o la descentralización. Miles de monedas en siete años no han replicado con éxito estas propiedades y éstas son la razón por la cual Bitcoin es la verdadera revolución.

Traducción del artículo original en inglés de Jimmy Song publicado el 2 de abril de 2018 en Medium.

¡Comparte con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *