Ferran Prat, especialista en Blockchain y CEO de Peersyst Technology

¿Quién es Ferran Prat?

Ferran Prat

Actualmente CEO de Peersyst Technology, una consultora especializada en el desarrollo Blockchain con sede en Barcelona.

Durante los últimos años, Ferran Prat ha estado liderando la parte de Innovación y Blockchain en Nakima, dónde ha participado en la definición y consecución de gran cantidad de proyectos a nivel Nacional e Internacional.

También ha sido ponente en numerosos eventos y autor de varios cursos en administraciones públicas, privadas y universidades, todos ellos enfocados en esta tecnología.

Muy presente en la comunidad, ha fundado varias iniciativas como Innovator Space Barcelona y Blockchain en Català, con las cuales se ha dedicado a hacer divulgación para todos los públicos sobre el potencial de esta tecnología.

Entre sus proyectos más relevantes, destacan sus numerosas participaciones en desarrollos para la fundación de NEM.

  • ¿Cuál es tu formación?

Ingeniero informático por la Universidad Politécnica de Catalunya (FIB-UPC).

  • ¿Cuándo oíste hablar por primera vez de criptomonedas o blockchain?

Al igual que muchas otras personas, mi primer contacto con las criptomonedas y tecnología Blockchain fue en 2016, cuando un compañero de la universidad me habló de Bitcoin y de un suceso llamado “Halving” que iba a suceder durante ese verano y que haría crecer considerablemente el precio de la moneda.

En seguida me llamó mucho la atención el concepto de criptomoneda o moneda digital, ya que estaba cursando ingeniería informática y tenía mucha curiosidad por saber cómo funcionaba y cómo podía utilizarse. Ese verano estuve leyendo y recopilando información sobre el tema de forma un poco difusa, y realicé mi primera inversión en esta tecnología.

Poco después, conocí a Andreu Rodríguez, un buen amigo de la universidad que se dedicaba exclusivamente a esta tecnología y al desarrollo de software en una empresa local. En seguida hicimos buenas migas y en este punto es dónde empecé a comprender que Bitcoin era mucho más que una criptomoneda, que era la punta de un iceberg llamado Blockchain y que existían cientos de monedas sobre este.

Cómo primera toma de contacto, me di cuenta que no existía prácticamente información sobre esta tecnología en lengua Catalana así que decidimos montar un blog conjuntamente para escribir artículos al respecto y de esta forma ir profundizando en sus aplicaciones en una primera capa.

  • ¿Cómo entraste en el mundo de las criptomonedas?

Como la gran mayoría de personas, mi primera toma de contacto con esta tecnología fue la inversión y compra de Bitcoin.

Pasado un tiempo después de mi primera toma de contacto en 2016, me di cuenta que el capital que invertí había crecido de una forma muy superior a mis expectativas. Gracias a los conocimientos que fui obteniendo en esta tecnología, pude ir invirtiendo en gran cantidad de proyectos desde finales de 2017.

Es una etapa y experiencia muy curiosa con la que aprendí muchas lecciones, pues como bien se sabe a finales de 2017 fue el punto más álgido en los valores de las criptomonedas, seguido de la gran caída durante el año 2018.

¿Cuál fue tu primera inversión?

Mi primera inversión fue en Bitcoin. Aunque más que inversión, lo considero una prueba y un portal de entrada a esta tecnología, ya que simplemente fuí investigando y descubriendo los portales básicos de compra/venta entre Euro/Bitcoin y Bitcoin/Altcoins.

Seguidamente invertí en varios proyectos, siempre revisando su Whitepaper y roadmap tecnológico e intentando entender el potencial que pretendían ofrecer. Aunque lastimosamente varios de ellos no tuvieron el éxito esperado, la diversificación fue un aprendizaje clave para mí en esta primera etapa.

  • ¿Has conseguido rentabilidad positiva invirtiendo en criptomonedas?

Efectivamente, sostener una inversión a largo plazo es lo que me ha dado los mejores resultados y la mayor parte de los beneficios.

Es increíble recordar el estado del mercado en 2017 y los crecimientos desmesurados, prácticamente exponenciales que sufrían algunas divisas tan solo con la publicación de un tweet o el lanzamiento de algunos productos. En esta época era prácticamente imposible perder dinero, la mayoría de las veces tu principal preocupación era adivinar con qué criptomoneda ganarías más.

Seguidamente, vino una etapa contraria a esto, dónde todas las altcoins cayeron en picado, especialmente las más volátiles y que más rentabilidad habían dado antes, acompañadas por un gran desplome de Bitcoin.

En esta segunda etapa también aprendí conceptos como la importancia de los Stop Loss y la exposición en el mercado.

Aún así, creo que mi rentabilidad ha sido extremadamente positiva, no solo por las ganancias/pérdidas que he tenido, sinó también por la oportunidad que he tenido durante todo ese tiempo de leer protocolos y distintas implementaciones de esta tecnología que me han permitido crear un negocio con base sólida en la actualidad, basado en el valor tangible del desarrollo de código descentralizado.

  • ¿Cambió tu relación con el dinero después de esta experiencia?

Sin lugar a dudas, aprendí muchas cosas de esta experiencia. Además de las que he ido comentando en la entrevista, esta etapa me ayudó a darme cuenta de varios puntos.

El primero de todo era la propuesta de valor. Entiendo que la especulación es muy difícil de preveer y que se debe a condicionantes económicos y sociales, aunque en la gran mayoría de casos siempre había un factor común: Una propuesta de valor.

En la gran mayoría de los casos, esta propuesta de valor se trataba del desarrollo de software y herramientas sobre la Blockchain. El anuncio de una nueva versión, de un hard fork, de un halving o de el desarrollo de algún nuevo proyecto con un tercer agente solían ser el trigger para una gran subida en el precio de estos activos y por lo tanto la atracción del capital.

Es muy difícil prever el futuro y anticiparse a los anuncios, pero el desarrollo de código siempre aporta un valor añadido que tarde o temprano se acaba plasmando en el valor de esa moneda. Con este patrón en mente, todos mis esfuerzos fueron destinados a entender cómo usar estos registros para desarrollar aplicaciones encima que pudieran ayudar significativamente a organizaciones y empresas o al desarrollo de comunidades de forma descentralizada.

  • ¿Conservas criptomonedas todavía? ¿qué peso ocupan en tu cartera?

Efectivamente conservo varias criptomonedas, parte de ellas de forma obligatoria para el desarrollo de proyectos ya que en una gran mayoría de los casos estas sirven como “gasolina” para la ejecución de transacciones, siempre y cuando hablemos de Blockchain públicas.

Además, mis conocimientos y experiencias actuales me permiten analizar las nuevas iniciativas desde una perspectiva más crítica y profunda, por lo que creo que tiene sentido tener una parte de mi cartera destinada a estos activos.

  • ¿Te arrepientes de algo como inversor?

Me arrepiento de muchas cosas aunque creo que todas forman parte de mi aprendizaje. Sin todos los errores que cometí y las consecuencias que sufrí de cada uno de ellos no habría aprendido los conceptos que tanto me sirven ahora, así que mi único arrepentimiento es no haber empezado antes.

  • ¿Recomendarías algún libro sobre blockchain?

Nunca he profundizado mucho en lecturas sobre tecnología Blockchain, pues creo que el valor real se encuentra en sus librerías y whitepapers. Recomiendo a todas las personas interesadas en tecnología leer y entender las propuestas de valor descritas en los whitepapers y las aplicaciones que permiten todas y cada una de las cadenas.

Creo que ésta, aunque sufrida y lenta, es la mejor forma para hacerte una idea real y firme del potencial y las oportunidades que abarca esta tecnología.

  • ¿A quién te gustaría que entrevistásemos?

A Jordi Baylina, personalmente creo que es una de las personas que mejor conocen esta tecnología en toda España y un referente a nivel de programación. ¡Escuchar sus experiencias no tiene precio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *